El origen de Vans se remonta a Marzo del año 1966, cuando Paul Van Doren y tres socios abrieron su primera tienda al público. Paul Van Doren había ganado experiencia en la fabricación de calzado durante los años 60 y decidieron dar el paso al retail. En esos momentos la tienda de Van Doren era un concepto único ya que ellos fabricaban las zapatillas y las vendían directamente al público.

Sus inicios estaban destacados por la manera artesanal en la que realizaban todo, ya que los clientes compraban unas zapatillas que habían sido fabricadas ese mismo día. No les fue mal y, el mismo día de la inauguración, vendieron 12 pares del modelo Vans #44 que hoy es conocida como “The Authentic”, sin duda uno de los buques insignia de la marca.

                 

Es poco probable que en aquellos días soñasen que aquel modelo de zapato, al igual que la marca, se convirtieran en lo que es hoy en día.

 La primera gran expansión de la marca fue al abrir una nueva tienda prácticamente cada semana, siguiendo una secuencia estricta en la que Van Doren buscaba locales los lunes, firmaban el contrato los martes, los acondicionaban los miércoles, añadían las estanterías, mercancía y decoración los jueves y viernes, contrataban un encargado los sábados y entrenaban a los empleados los domingos.

Estas aperturas supusieron el primer gran aumento de ventas de Vans, al mismo tiempo que permitían a la marca estar en contacto con el público. De esa estrecha relación saldrían las primeras quejas sobre la suela de las zapatillas, ya que ésta se rompía al poco uso. Para solucionarlo, Vans añadió unas lineas verticales al patrón en forma de diamantes y fue patentado.

En los años 70, un nuevo tipo de cliente supuso otro gran impulso para la compañía. La fiebre por el skateboarding que se vivía en esos momentos permitió a Vans mostrar su flexibilidad a la hora de fabricar y diseñar.

La empresa comenzó a incorporar calzado y material deportivo de otros deportes como el baloncesto, fútbol y deportes de contacto pero la poca venta y aceptación que tuvieron los productos de Vans en estos deportes, unidos con el alto gasto de producción que tenía que soportar al seguir fabricando en América, supuso que los Van Doren perdieran un gran capital económico.

En 1984 la empresa sufrió una inspección, en la que encontraron más de 100 trabajadores ilegales, lo que provocó una gran sanción económica y posteriormente banca rota. Las zapatillas de Vans se convirtieron en uno de los artículos más deseados por los consumidores, consiguiendo salir de la banca rota y las deudas, empezando a obtener beneficio. En 1988, llegó uno de los momentos clave de la marca Americana, la venta de la marca Vans al banco de inversión McCown De Leeuw & Co, que supuso un abanico de posibilidades y oportunidades de expansión para la marca.

La zapatillas se han popularizado tanto en hombres como en mujeres, los modelos de zapatillas Vans son totalmente personalizables. Su versatilidad la hace una top ventas todos los años y poco a poco se ha convertido en uno de los modelos más queridos por los compradores. Sirven para usarse en distintas ocasiones. Seguro que la primera opción que te viene a la mente a la hora de llevarla es con vaqueros. Es cierto con jeans y leggins es la apuesta segura para usar tus zapatillas Vans. Puedes probar muchos looks con esta base, por ejemplo, con pantalones rotos o con leggins negros. Elige tu modelo preferido en nuestra tienda online y no dudes en comprar tus Vans al mejor precio.